lunes, 9 de diciembre de 2019

UN SONSECANO EXILIADO EN MÉXICO


Qué hilo tan fino, qué delgado junco
-de acero fiel-, nos une y nos separa,
con España presente en el recuerdo,
con México presente en la esperanza.

Como otro tiempo por la mar salada
te va un río español de sangre roja
de generosa sangre desbordada...
Pero eres tú, esta vez, quien nos conquista
y para siempre, ¡oh, vieja y nueva España!

(Escrito a bordo del Sinaia por Pedro Garfias, Salamanca, 1901-Monterrey, 1967)

El Mexique, que ya, en julio de 1937, había trasladado a México un grupo de 454 niños y niñas, hijos de republicanos españoles, conocidos como los "niños de Morelia", con el fin de preservarlos de la guerra, era un buque de bandera francesa que,  con motivo del desarrollo y final de la guerra civil española,  transportó a México a 2.067 refugiados españoles, procedentes de los campos de concentración franceses.  El buque partió de Pauillac (Francia) el 13 de julio y completó su viaje hasta Veracruz el 27 de julio de 1939. Junto con la del Sinaia y la del Ipanema, ésta fue una de las tres grandes expediciones marítimas del exilio español que se llevó a cabo en el verano de 1939, y que fueron organizadas por el SERE (Servicio de Evacuación de Refugiados Españoles), creado por el presidente de la República, Juan Negrín, en febrero de 1939. En total, entre estas tres expediciones, llegaron al país azteca cerca de cinco mil exiliados/as. El presidente de México, Lázaro Cárdenas abrió las puertas de su país para que estos expatriados pudieran iniciar una nueva vida al otro lado del Atlántico. Unos veinticinco mil españoles y españolas se trasladaron hasta allí, donde rehicieron sus vidas, contribuyendo al progreso y desarrollo del gran país que les acogía.

Entre aquellos pasajeros del  Mexique figuraba Luis García-Galiano Rodríguez, natural de Sonseca, casado, de 45 años,  procedente del campo de concentración de Saint Cyprien. Tal como relata Enrique Sánchez Lubián, Luis Gª-Galiano fue elegido concejal del Ayuntamiento de Toledo dentro de las listas de la conjunción republicano-socialista(*). Dos días después se proclamó la IIª República en toda España.

Pudo convertirse en alcalde de Toledo el 26 de octubre de 1931, sustituyendo a José Ballester quien había renunciado a su cargo tras ser elegido diputado en las Cortes Constituyentes, pero no lo consiguió, perdiendo la votación municipal frente a Justo García. Como concejal, participó activamente en la formalización de relaciones en 1934 entre la capital castellana y su ciudad homónima de Ohio.


Aquí le podemos ver en el acto de hermananmiento de ambas ciudades

Galiano era un conocido empresario que, junto a su hermano Emilio, mantenía la representación comercial de la marca de automóviles Ford y una línea de transporte de viajeros entre Toledo y Madrid. Durante la guerra fue delegado del Director General de Carabineros.

Una vez en México, intentó encontrar trabajo en los talleres mexicanos de la casa Ford, pero no lo consiguió. Para los responsables de la poderosa empresa automovilística norteamericana, estaba «marcado» por sus ideas republicanas. Al llegar la Navidad de 1939 tuvo la feliz idea de elaborar unos dulces de mazapán, al observar que en las tiendas de ultramarinos, que allí llaman abarrotes, no dispensaban esos postres tan toledanos que él había aprendido a preparar en su infancia sonsecana.


El niño Luis García-Galiano, primero izquierda, fotografiado en 1910 junto a sus padres, Vicente y Rosa, y su hermano Emilio

Sobrino de Emilio Rodríguez, el fundador de la fábrica de “Las Panchas”, Galiano abrió en México un obrador de mazapán, al que puso por nombre «Mazapanes Toledo», que actualmente mantiene varias sucursales en el Distrito Federal. Para poner en marcha el negocio contó con la colaboración y participación del abogado Moisés Gamero de la Fuente, natural de Noez, quien había sido dirigente de la Casa del Pueblo de Talavera.

EMILIANO G. PECES

(*) Luis Gª-Galiano era militante de Izquierda Republicana y vicepresidente de la misma en la ciudad de Toledo, tal como figura en los archivos de la Fundación Manuel Azaña, donde a raíz de esta pequeña investigación, he podido corroborar la presencia, en un listado incompleto de más de 22.000 militantes de IR, de otros tres sonsecanos. Uno de ellos es Dionisio Gil Perezagua, del que no he podido conseguir ningún otro dato, mientras que los otros dos parece ser que fueron represaliados. Así, Diego González Cabezas aparece, procedente de la Prisión Provincial de Madrid, en una orden publicada en el  BOE del 18 de marzo de 1942, por la que se concede la libertad condicional, con la liberación definitiva del destierro,  a 114 penados. Bastante posterior es la concesión de libertad condicional para Patricio García-Ochoa García, que permanecía recluido en el Instituto Geriátrico Penitenciario de Málaga y que figura en otra Orden del Ministerio franquista de Justicia (BOE 27 de noviembre de 1957).

martes, 3 de diciembre de 2019

Jornadas Solidarias Derechos Humanos



Cartel realizado con las imágenes-poesía de Emiliano G. Peces de las III Jornadas Solidarias por los Derechos Humanos, organizadas por la Asociación Escuela de Oralidad y Escritura Alonso Quijano, con la colaboración, entre otras asociaciones, del Centro Cultural Revuelo. Alcázar de San Juan, 2012.

jueves, 22 de noviembre de 2018

La vanguardia cultural en Sonseca


Hace unos días apareció en El País el artículo de más abajo, donde hablaba de "Undrop" como uno de los iniciadores de la música indie en España. Pues bien, el 5 de noviembre de 1994, cuatro años antes de que se grabase dicho disco, este mismo grupo, formado por dos hermanos suecos y un hispano-francés, que entonces aún se llamaba "One drop" (nombre que más tarde tuvieron que cambiar por problemas de marca registrada), actuó en la Casa de la Cultura de Sonseca, en una fiesta organizada por El Gua, pues no sólo editábamos un fanzine de calidad sino que también, durante la existencia del mismo, organizamos varios conciertos. Fue una noche mágica y especial que nunca olvidarán ninguno de los asistentes ni los propios músicos, como años después nos confesaron.

https://verne.elpais.com/verne/2018/11/12/articulo/1542033336_891595.html?id_externo_rsoc=FB_CC&fbclid=IwAR3NxkzUFqWy0XeURwpcOBxGKviTO61hQJgsxLYEoeYCU3D8lSslj4Tr5tY


Y aquí se incluye la crónica de dicha fiesta que publicamos en El Gua nº 5.

 


domingo, 14 de octubre de 2018

Poemac. Talavera, 5 de octubre.


Este es uno de los poemas dadaístas que parió Poemac, la máquina de hacer poemas del Colectivo El Gua, durante la fiesta-presentación de Poética en la sala Manhatan.